Loncheados

El jamón loncheado resulta muy versátil, ya que permite desde improvisar cualquier comida hasta convertirse en el obsequio perfecto para llevar a una cena con amigos en lugar, por ejemplo, de la clásica botella de vino.
Además, debemos tener en cuenta que, para mucha gente, la compra de un jamón ibérico entero les parece demasiado: ¿podremos consumir tanta cantidad sin que se ponga malo? Sin embargo, si lo reciben en lonchas y envasado al vacío en varios lotes, se puede comer poco a poco durante medio año sin miedo a que se eche a perder.
El jamón loncheado evita tener un soporte jamonero en la encimera de la cocina durante meses: basta con repartir bien los sobres en la nevera, ¡apenas ocupan sitio y caben en cualquier lado! No tendrás que montar el soporte, hacerte con los cuchillos necesarios para un buen corte, mantenerlos en perfecto estado o estar atento a la evolución del jamón ibérico.
COMPRAR - JAMON LONCHEADO

Filtros activos